TEXTO INVITACIONES
  • 10/09/19


Las bodas no son como antes, con un riguroso protocolo. Hoy en día hay tantos tipos de bodas como tipos de novios o novias, y las invitaciones de boda suelen ser un reflejo del tipo de ceremonia elegida, así como de la personalidad de los novios.

Al convertirse en algo tan personal, muchas parejas eligen diseñar ellos mismos sus invitaciones, y ahí surge la duda de con qué quedarse entre tanta opción.

Vamos a daros unos consejos de diseño, aunque la palabra final es vuestra, lo mismo que el “sí, quiero”.

Textos para invitaciones de boda clásicas

Lo que distingue una invitación de boda clásica no es el color de las letras o el papel, sino el texto introductorio. Lo mismo se puede decir del texto para invitaciones de boda civil.

Un breve poema, unos versos significativos, proverbios varios, citas de algún libro especial para la pareja o versículos de la Biblia (en el caso de que ambos contrayentes sean creyentes), suelen ser la manera de comenzar el anuncio de un próximo enlace nupcial.

Te dejamos unas ideas, a modo de inspiración:

- Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.

- Nuestro destino estaba escrito y nos encantaría compartirlo con vosotros.

- Érase un chico y una chica que se conocieron y se hicieron grandes amigos. Con el tiempo, la amistad dio paso al amor y, tras un inolvidable noviazgo, decidieron casarse.

- Estamos muy felices porque, por fin, os comunicamos que nos casamos.



El texto introductorio se puede omitir en invitaciones muy formales, con lo que quedaría algo así:

- Nos complace anunciaros nuestro próximo enlace matrimonial, que tendrá lugar el día…hora…lugar.

Elementos que debe incluir el texto de las invitaciones de boda

Las invitaciones de boda clásicas se suelen encargar en tres tamaños:

- A5 A6 - Tarjetón cuadrado de 15 cm x 15 cm - Rectángulo americano de 10 cm x 21 cm

El gramaje del papel suele oscilar entre los 120 y los 200 gramos por metro cuadrado, y suele elegirse papel liso o verjurado.

En cualquier caso, hay elementos que toda tarjeta de invitación a una boda debe incluir. Estos son el nombre de los novios, fecha, hora y lugar de la ceremonia y lo mismo para el banquete.

Además se suele poner un texto introductorio, que puede ser algo profundo o un simple “¡Nos casamos!”. Este encabezado acostumbra a ir en mayor tamaño.

Fuentes, colores y tamaños adecuados para invitaciones de boda

Dependiendo del estilo de la ceremonia, se suelen optar por diferentes invitaciones y cada una tiene sus tipografías recomendadas.

En general, los colores blanco, blanco roto y crema, lisos o verjurados, son los protagonistas del fondo de todas las invitaciones de boda, desde la más formal a la más divertida.

Los tonos blancos permiten casi cualquier color en la fuente.

Los fondos crema piden letras rojizas, burdeos, o marrones, iguales al sobre que las vaya a contener.

Por norma, las invitaciones de boda civil suelen ser clásicas o vintage, es decir, fondo blanco o crema y un tamaño de letra acorde al espacio disponible. Las fuentes como Times New Roman y Broadway son una apuesta segura para este tipo de invitaciones. Si buscas un estilo más vintage, romántico o no, te recomendamos usar la fuente Simplified Arabic, la de las antiguas máquinas de escribir, en color negro o rojizo.

Las bodas con ceremonias de lujo, que deseen transmitir un estilo aristocrático, suelen encargarse con alguna de las variantes de la fuente Copperplate.

Por último, si buscáis un estilo casual, pensad en fuentes sencillas que imiten los textos escritos a mano, en cursiva.

Esperamos no haberos sembrado más dudas al presentaros las principales opciones para invitaciones de boda. Recordad que ya no hay reglas, lo que más os guste a ambos será perfecto.