INVITACIONES PERSONALIZADAS
  • 20/02/20


¿Boda a la vista? La planificación de una boda nunca ha sido una tarea fácil para los novios. Sin embargo, si hay algo que las parejas tienen claro desde el principio es que les gustaría que cada detalle estuviese cuidado al máximo y que sea un reflejo de sus personalidades. Es por esto que las invitaciones de boda personalizadas son la opción más deseada en la actualidad.

Las invitaciones de boda son una carta de presentación del enlace, por lo que conviene definir un estilo con elementos personalizados, cuidar de la estética y el color. En definitiva, se trata de diseñar a tu gusto y con tu estilo este primer detalle que recibirán los invitados.

En este artículo hablaremos de 9 aspectos a tener en cuenta para personalizar invitaciones de boda.

1. Estilo de la boda

Las invitaciones de boda son el primer detalle que los invitados van a percibir del evento, por ello conviene que el diseño de las invitaciones se ajuste al estilo de la boda.

Tanto para las bodas más tradicionales, como para las más bohemias y de estilo vintage, existen diversos diseños para que tus invitaciones sean únicas y especiales.

2. Temática

Bodas románticas, de estilo rockabilly, un festival de Disney o una boda temática para apasionados del fitness son algunas de las temáticas preferidas a la hora de celebrar una boda. En este caso solo habría que plasmar la temática elegida en las invitaciones.

3. Temporada en la que se va a celebrar la boda

El tercer aspecto que hay que tener en cuenta para personalizar invitaciones de boda es la estación del año en la que se celebra la boda.

4. Colores que definirán el enlace

Muy relacionado con el punto anterior, cada estación está marcada por unos colores predeterminados. Las invitaciones para una boda en otoño se verán influenciada por tonalidades como el ocre, el verde y el granate, mientras que las invitaciones para una boda en verano estarán protagonizada por el ambiente marinero.

5. Hobbies de los novios

Esta idea es perfecta para parejas que comparten una afición muy destacada, por ejemplo, la música rock, el cine, los viajes de aventura o cualquier hobby que permita personalizar las invitaciones de boda de una forma curiosa.

6. Packaging

Olvídate de los sobres si quieres diseñar invitaciones de boda personalizadas: un papiro enrollado, una simple postal o un envoltorio o cajita DIY (Do It Yourself) son opciones muy interesantes.

7. Evita un boceto prediseñado

El inconveniente de los bocetos prediseñados es que no permiten a los protagonistas dejarse llevar y plasmar sus verdaderos intereses pese a que se incluyan elementos personalizados.

8. Evoca al misterio

Utilizar un rompecabezas o un jeroglífico es otra de las ideas más originales para personalizar las invitaciones de boda. En estos casos, lo mejor es dar rienda suelta a la creatividad.

9. Utiliza fotografías

Las fotografías son uno de los elementos más representativos en las invitaciones de boda personalizadas. Aprovecha este ingrediente para que el diseño sea realmente auténtico y se pueda acompañar de una frase característica.

En definitiva, el estilo y diseño de las invitaciones de boda personalizadas ayudará a los invitados a tener una primera corazonada de las experiencias que podrán vivir en la boda. ¡Y la primera impresión es la que cuenta!