LAS TARTAS
  • 15/06/19


Hay muchísimas cosas por las que preocuparte a la hora de organizar tu boda y una de ellas es la tarta, con todo lo que conlleva: su presentación, la decoración, los muñecos, los colores, tamaños y sabores. Además, hay un sinfín de precios según vuestro presupuesto a la hora de elegir vuestra tarta de bodas. Es uno de los momentos más importantes durante la celebración y por eso cada vez hay más opciones originales y variadas.

UNA TARTA DE BODA PARA CADA PAREJA

Antiguamente las tartas tradicionales eran blancas con los muñecos de boda como adorno y no había variedad. Hoy en día tenemos “para gustos los colores” y es que según como sea la pareja de novios, así será su tarta: las hay de varios niveles, con formas irregulares, decoradas con flores naturales o con frutos silvestres, con cobertura de colores, sin cobertura, con fuentes, en forma de cupcakes o de Donuts y un sinfín de opciones más.

Otro detalle muy importante a tener en cuenta son los muñecos de boda o las figuras para la tarta. Los más típicos son la parejita de novios, aunque ahora se ha ampliado el espectro teniendo más opciones. Por ejemplo, hay muñecos personalizados describiendo a la pareja físicamente o representando a toda la familia, ya que muchas veces los novios que se casan tienen mascotas o hijos y quieren reflejar a todos en la tarta.

También existen unas esculturas diferentes a los muñecos tradicionales que se pueden utilizar como adorno para la presentación sin tener que colocarlos encima de la tarta, así como figuras temáticas especialmente preparadas: superhéroes, iniciales o letreros con los nombres, figuras que representan sus trabajos o cómo se conocieron; hay tantas ideas como parejas en el mundo.

Otra idea para que tu tarta sea las más original es imprimir una foto o varias en la cobertura, creando a través de imágenes una historia de vuestro amor.

El sabor de la tarta también es muy importante ya que los novios deben pensar en sus propios gustos, pero también en los de los invitados. Por eso, hay muchas bodas en las que se sirven dos tartas diferentes o una sola pero dividida en diferentes sabores. Los sabores más demandados a reposteros especializados en tartas de boda son el chocolate negro y el blanco, pero en este sentido, cada vez hay más opciones entre las que elegir: tartas heladas, combinaciones de flan o de crema catalana, o coberturas fondant sobre bizcocho son solo algunas ideas.



LLEGA EL MOMENTO DE PRESENTAR LA TARTA DE BODA

La presentación de la tarta se hace normalmente en un carrito con adornos y música, aunque también puede ser preparando una mesa dulce con varios postres alrededor o con una fuente de chocolate o de agua, acompañado todo ello de bengalas e incluso de fuegos artificiales.

A la hora de servir a los invitados, se puede optar por hacer porciones individuales o por cortar la gran tarta en el momento de la celebración. Actualmente, para agilizar la llegada del postre, se prepara una tarta de presentación mediana y, aparte, se hacen pequeñas tartas individuales listas para servir. Es más, para fiestas de más de 200 invitados, se suelen crear tartas falsas simplemente para hacer la presentación y las fotos. Están tan conseguidas que nadie se daría cuenta de que no son de verdad.

Lo ideal es que después de servir la tarta se le de un regalo a los invitados, y en muchas bodas ese detalle va acompañado de una etiqueta con el nombre de los familiares o amigos, o una frase representativa. En www.tarjetonesdebodaonline.com te regalamos estas etiquetas u otros tipos de tarjetas (las de banco, planos o de agradecimiento) cuando contratas las invitaciones con nosotros.

Ahora que ya tienes algunas ideas sobre cómo elegir la tarta de tu boda, solo tienes que pensar en qué opciones se ajustan más a tu estilo, necesidades y presupuesto. Lo demás hay que dejarlo en manos de la imaginación.