LAGRIMAS FELICIDAD
  • 15/01/20


Organizar una boda no es nada sencillo, pero si sigues las tendencias de moda lo tienes algo más fácil a la hora de saber lo que se lleva y lo que ya no se lleva en este tipo de eventos. En los últimos años, las lágrimas de la felicidad están siendo un punto muy destacado en las bodas de corte más romántico, así que no deberían faltar en la tuya.

¿Qué son las lágrimas de la felicidad?

Todos hemos estado en alguna boda de alguien muy cercano o querido y en algún momento de la ceremonia no hemos podido contener la emoción y se nos ha escapado alguna lagrimilla. Son lágrimas de felicidad, ya que no lloramos porque estemos tristes, sino todo lo contrario.

Las mujeres suelen ir maquilladas a las bodas, por lo que derramar unas lágrimas puede arruinar el trabajo de maquillaje. Así que nada mejor que tener unos pañuelos de papel a mano para evitar desastres.

Sin embargo, los bolsos de fiesta son tan pequeños que muchas veces no queda espacio para llevar un paquete de pañuelos. Lo que hacen las lágrimas de felicidad en las bodas es darle a las invitadas (y también a los invitados, porque seguro que a ellos también se les escapa alguna lagrimita) unos pañuelos para que puedan secar su cara.

¿Por qué incluirlas en tu boda?

Seguro que estás planificando tu gran día con todo detalle, quieres que todo salga perfecto y que los invitados se lleven el mejor recuerdo posible.

Ofrecerles unos pañuelos para secar sus lágrimas es una buena forma de hacerles ver que te preocupas por ellos y que deseas que todo el mundo la pase bien y exprese sus sentimientos, sin miedo a llorar si siente que tiene que hacerlo.

Además, son un bonito detalle e incluso un recuerdo, ya que se entregan en un paquetito que los invitados pueden guardar para acordarse siempre de tu boda.

Prepara las lágrimas de la felicidad en una bonita cesta y que sea alguna de las damas la que se encargue de repartirlas a la puerta de la iglesia o el lugar de celebración, o una vez que los invitados ya estén dentro. Lo importante es que todo el mundo las reciba.

¿Cómo elegir tus lágrimas de la felicidad?

La elección de un modelo u otro de estuche es algo muy personal. Hay modelos con una inspiración más romántica, otros más modernos, de corte más ecológico, etc. Lo ideal es que escojáis un modelo que se ajuste a vuestros gustos y a la temática que vayáis a seguir en vuestra boda.

Con las lágrimas de la felicidad comprar un producto ya listo es una muy buena opción. Lo recibes en casa totalmente montado, los estuches impresos con vuestros nombres y la fecha del enlace y con el pañuelo ya dentro. Así no os tenéis que preocupar por nada y podéis dedicar vuestro tiempo a preparar otras cosas para la boda.

Si quieres tener un bonito detalle con tus invitados y hacer de tu enlace algo todavía más especial para ti y todos los asistentes, no te olvides de ofrecer pañuelos para las lágrimas de la felicidad.